INICIO 

Formación

Directorio de empresas

Asociaciones

Protección de la madera

Laboratorios acreditados

Leyes

Foro de
encuentro

Artículos

Fotos

Acerca del portal

Contacta con
nosotros

Portal  de
 protección de  la  MADERA

 


 

 Protección de la madera

 

LAS ETAPAS DE UN TRATAMIENTO DE PROTECCIÓN

 

  LAS ESPECIFICACIONES DEL PRODUCTO


  - LA NORMA EN 599

La norma francesa NF X 40-100 de 1986, que se menciona en muchos documentos (cuadernos de cláusulas técnicas, ciertos DTU...), permite definir la eficacia intrínseca de un producto de protección en función de las clases de riesgo de uso de la madera. Ella ha sido remplazada en 1996 por la norma europea EN 599-1 “Durabilidad de la madera y de los materiales derivados de la madera -Prestaciones de los productos preventivos de protección de la madera establecidos a través de ensayos biológicos- Especificaciones por clase de riesgo” la cual conserva todos los principios de base. Ellos consisten en medir la eficacia de un producto en relación con los diversos agentes biológicos (capricornios, termitas, hongos, etc.), utilizando las normas de ensayo de laboratorio o de campo y aplicando a los resultados encontrados un cierto número de criterios.

LOS ENSAYOS REALIZADOS

Las normas de ensayo utilizadas para comprobar un producto frente a los principales agentes biológicos son los siguientes:
- Ensayos de laboratorio: EN 46 y 47 (Capricornio de las casas), EN 20 (Lyctus), EN 117 y EN 118 (Termitas), EN 113 (Hongos basidiomicetos) y ENV 807 o NF X 41-555 (Pudrición blanda), a las cuales se añaden, si se presenta el caso, las pruebas de envejecimiento acelerado EN 73 (resistencia a la evaporación) y EN 84 (resistencia al deslavado).
- Ensayos de campo: EN 252 (Pudriciones de maderas enterradas) y EN 275 (Perforadores marinos).

VALOR MÁXIMO DE APLICACIÓN

Estas normas de ensayo ofrecen un resultado expresado por una cantidad a la cual el producto es eficaz (valor de referencia biológica). Pero como esta cantidad puede no ser directamente utilizable en la práctica, la norma EN 599 fija las condiciones de aceptabilidad de los resultados ofrecidos por los ensayos. Este valor límite expresa el hecho de que un resultado de laboratorio, incluso siendo positivo, puede ser considerado como inaceptable si obliga a aplicar dosis incompatibles con la realidad.

EFICACIA DEL PRODUCTO POR CLASE DE RIESGO

Para ser utilizable en una clase de riesgo concreta, el producto debe ser eficaz frente a todos los agentes biológicos susceptibles de estar presentes en esta clase. La norma EN 599 describe los ensayos individuales y las pruebas de envejecimiento que deberán ser utilizadas para que el producto pueda ser reconocido apto para el empleo en esta clase de riesgo (Tabla siguiente).

Prestaciones requeridas a los productos por clase de riesgo  

 AGENTE BIOLÓGICO

 CLASE 1

 CLASE 2

CLASE 3

CLASE 4

CLASE 5

Insectos con larvas (EN 20, 46, 47,...) (1)

obligatoria
 

 obligatoria
 
(2)

obligatoria
 
(2)
obligatoria
 
(2)
obligatoria
 
(2)
Termitas (2)

opcional

opcional 

opcional

opcional

opcional

Hongos basidiomicetos (3)


 obligatoria
obligatoria
 
(4)
obligatoria
obligatoria
Pudrición blanda 
(ENV 807)

 

    obligatoria
obligatoria
Azulamiento en servicio (EN 252) opcional opcional opcional opcional opcional
Ensayo de campo suelo (EN 252)       opcional  
Ensayo de campo (EN 275)         opcional

VALOR CRÍTICO POR CLASE DE RIESGO

Cada ensayo individual aporta, después de la aplicación de los criterios de aceptabilidad de la norma EN 599, una respuesta en forma de cantidad mínima eficaz para proteger la madera contra uno u otro agente biológico. Esta cantidad es generalmente diferente según los agentes biológicos. Es pues, el valor más elevado, obtenido sobre el conjunto  de los ensayos individuales (de uno a seis según las clases), que representa el valor crítico para cada clase de riesgo. Esta noción de valor crítico es fundamental para toda acción de protección, porque es de hecho la cantidad o concentración eficaz y suficiente que hay que aplicar (tratamiento periférico) o introducir (tratamiento en profundidad) para que la madera sea correctamente protegida en una clase de riesgo concreta. Un producto cuyo valor crítico será desconocido no es utilizable, ya que no se conocerá la cantidad que hay que aplicar para obtener una protección eficaz.

Un producto puede ser apto para varias clases de riesgo con valores críticos diferentes para cada clase. Este valor crítico está expresado de la manera siguiente:
- En gramos de producto por metro cuadrado de superficie de madera tratada para los procesos de tratamiento periféricos (inmersión, pincel).
- En kilos o litros por metro cúbico de madera tratada (volumen tratado) para los procesos de impregnación profundos (autoclave).

      

Revista PROTECMA
Revista de Protección de la Madera

www.esinal.es


El portal es propiedad de



editora de la revista Protecma

Esinal ediciones S.L. - Apartado de correos 392
20800 - Zarautz (Guipúzcoa) - Tel. : 943 13 47 54 - Fax : 943 13 49 43