INICIO 

Formación

Directorio de empresas

Asociaciones

Protección de la madera

Laboratorios acreditados

Leyes

Foro de
encuentro

Artículos

Fotos

Acerca del portal

Contacta con
nosotros

 

 

 Artículos


La preservación de la madera en obras de restauración

 

La madera ha sido un elemento que ha sido utilizado desde hace siglos para la construcción. Ha dado cobijo a miles de generaciones, que han visto en sus cualidades un material idóneo por su sencillez de elaboración, ligereza y maniobrabilidad.
Además, está presente en todas las latitudes, lo que indica su adaptabilidad a cualquier clima.

 

Ya desde la época griega se hacía uso de la madera, que era empleada según algunos expertos en los andamiajes de sus construcciones monumentales.
Incluso los griegos ya utilizaron la madera en sus templos como estructura antes de Cristo.
También los romanos se valieron de este material para dejar un legado arquitectónico que sirviera de ejemplo a los "arquitectos" de aquélla época, con la madera como elemento omnipresente.
En el periodo paleocristano se utilizaron sistemáticamente la cercha de madera para salvar los vanos de las naves y lo mismo sucedió con la arquitectura gótica, que resolvía con madera las formas de sus cubiertas.
La arquitectura española del primer Renacimiento y del Clasicismo tiene buenos ejemplos arquitectónicos de madera, que aún se conservan. Dentro de ellos, se encuentran los alarifes de la madera en los artesonados mudéjares, góticos y renacentistas.
Otro grupo importante de excelentes construcciones de madera con estructuras tradicionales de par y nudillo, o de extraordinarios chapiteles empizarrados lo constituyen los Palacios del Patrimonio Nacional. Edificios como el Monasterio de El Escorial, las Casas de Oficios, o los Palacios de El Pardo y de Aranjuez, son ejemplos muy notables de cuanto decimos.
Pero es a partir del siglo XIX cuando la madera empieza a perder ese liderazgo en la construcción y la arquitectura naval, para dejar paso a las estructuras de hierro.
La Torre Eiffel es uno de los símbolos más emblemáticos del retroceso que supone para la madera la llegada de las nuevas tecnologías. Los navíos de madera utilizados en la batalla de Trafalgar, a principios de siglo, contrastan con las planchas de hierro utilizadas para construir los barcos que se enfrentaron en batallas a finales de este siglo.

La restauración de monumentos
Hay que anotar la coincidencia de dos procesos que tienen lugar casi simultáneamente durante el siglo XIX. Por una parte, el retroceso de la madera estructural ante la llegada de nuevos materiales como son el hierro y el hormigón armado, propulsores de otras nuevas tecnologías que se desarrollarán durante el siglo XX.
Desde la primera mitad del siglo XIX se empieza a constatar en Europa la aparición de la conciencia restauradora en el campo de la arquitectura.
Es en esta época cuando se localiza los restos de la esfinge de Gizeh y del Foro Romano, que empiezan a generar un pensamiento de conservación del patrimonio arquitectónico. Fue una lástima que esta conciencia restauradora, que se inició con recuperaciones tan significativas como la Catedral de St. Albans, y de buena parte de las casas y palacios de la Europa Central, coincidiese con un excelente momento propagandístico del hierro, porque esto en definitiva iba a retrasar varias décadas la investigación de la conservación de la madera estructural.
Se piensa que esta recuperación de la madera no tiene lugar sino hasta el siglo XX, después de la 2ª Guerra Mundial, cuando Europa se plantea la reconstrucción de sus ciudades devastadas. Y es ahora, cuando las técnicas de conservación de la madera están muy extendidas y se obtienen unos resultados impresionantes.

Conclusión
Se puede afirmar que el arquitecto restaurador cuenta en la actualidad con un muy extenso abanico de xiloterapias que cubren prácticamente todos los problemas que pueden presentar las estructuras leñosas.Los hongos, los insectos, y lo que es peor, la amenaza del fuego, que han sido los enemigos seculares de la madera, gozan de numerosos tratamientos preventivos y curativos por lo que la mentalidad restauradora que respecto de la madera venía ofreciendo sistemáticamente soluciones de derribo y sustitución, es hoy conceptual y tecnológicamente indefendible.

Nuestras venerables y centenarias estructuras de madera gozan hoy de un panorama muy optimista, que permitirá alargar su vida y su presencia en nuestros edificios. El buen comportamiento de la madera está más que probada cuando vemos cerchas y pares con cuatro o cinco siglos de vida, que siguen cumpliendo su papel sustentante a la perfección, y cuando por el contrario algunas estructuras metálicas con cuarenta o cincuenta años de edad se encuentran en un estado de oxidación avanzado.
Las estructuras de madera, modestas o grandiosas, pueden y deben ser conservadas y no cabe argumentar ya inexistencia o escasez de remedios tecnológicos para sus males. Los tratamientos preventivos, curativos, ignífugos, la llegada al campo de la tecnología de las prótesis en los miembros dañados, ofrecen un repertorio total de soluciones para cualquier tipo de mal y nos hace insistir en la idea de que la teoría de la sustitución carece hoy de fundamento.

 

NORMATIVA

La primera conferencia europea sobre los acabados exteriores para la madera, "Advances in Exterior Wood Coatings and CEN standardisation", tuvo lugar en octubre de 1998. El objetivo de estas jornadas era marcar un punto de referencia sobre la normalización europea en este aspecto y exponer los trabajos de investigación realizados en los últimos meses. Hay que destacar que es la primera vez que el tema de acabados exteriores para la madera era objeto de una conferencia en su totalidad, lo que resalta el interés que ha suscitado en el ámbito europeo.
Esta conferencia estaba organizada, de manera conjunta, por la asociación inglesa de investigación sobre las pinturas, la PAR (Paint Research Association), y seis centros europeos de investigación de la madera: CTBA (Francia), VTT (Finlandia), CATAS (Italia), WKI (Alemania), BRE (Gran Bretaña) y CC (Dinamarca).
La primera sesión "Normas y evaluaciones" recordó los trabajos en relación a la normativa que existen en la actualidad sobre los acabados en exterior de madera del grupo de trabajo WG2 del Comité Europeo de Normalización CEN TC 139 "Pinturas y Barnices".
La segunda sesión trató de los fenómenos de degradación derivados de la acción de la humedad. Se trataba de reunir los trabajos llevados a cabo en materia de permeabilidad al agua y al vapor de agua, así como las variaciones dimensionales de la madera creados por la humedad.
Los problemas de envejecimiento y de biodegradación de los acabados exteriores fueron el objeto de conversación de la tercera sesión.
En la cuarta sesión se reagruparon las conferencias, que versaron alrededor del tema "Substratos y caracterización".
Las conferencias se clausuraron dejando el turno a los fabricantes de productos en relación al tema de "Formulación y desarrollo". Las charlas trataron sobre las innovaciones que han permitido reducir las emisiones de los compuestos orgánicos volátiles. También se presentaron los avances obtenidos en materia de acabados en base acuosa.

Revista PROTECMA
Revista de Protección de la Madera

www.esinal.es


El portal es propiedad de



editora de la revista Protecma

Esinal ediciones S.L. - Apartado de correos 392
20800 - Zarautz (Guipúzcoa) - Tel.: 943 13 47 54 - Fax: 943 13 49 43